Se suicida menor tras ser violada por policías, se intensifica la violencia en Colombia


Por Staff Lo de Hoy el 2021-05-15

El suicidio de una menor de edad que habría sido abusada sexualmente por cuatro policías que la detuvieron en una manifestación provocó el recrudecimiento de las protestas sociales en Colombia y de la respuesta violenta de la policía, cuyo accionar frente a las masivas marchas en todo el país había provocado hasta este sábado 43 muertos.

 

El suicidio de Alison Salazar, de 17 años, quien antes de suicidarse denunció en su cuenta de Facebook que el pasado miércoles fue violentada sexualmente por cuatro policías antimotines en la sureña ciudad de Popayán, provocó la indignación de miles de jóvenes colombianos que intensificaron las protestas en las principales ciudades del país.

Te puede interesar: El Covid está matando a más gente este segundo año: OMS

“En medio de eso –escribió Alison en la red social-- me bajaron el pantalón y me manosearon hasta el alma. En el video (grabado por el periodista Kevin Acosta) queda claro que yo les digo que me suelten porque me estaban desnuando (sic) quitando el pantalón”.

 

El suicidio de Alison intensificó las protestas sociales en todo el país y este sábado, cuando las movilizaciones cumplen 18 días consecutivos, miles de jóvenes exigieron esclarecer las denuncias de abuso sexual que hizo la adolescente contra cuatro policías del Esmad, quienes fueron separados de sus cargos. 

El periodista Kevin Acosta, de la plataforma Red Alterna, quien presenció y grabó la detención de Alison, dijo que escuchó cuando ella les reclamaba a los policías que por qué le estaban bajando el pantalón.

Te recomendamos: (FOTOS) Aguililla CUNA DE SANGRE Y MUERTES: CJNG EMBOSCA al Ejército mexicano; hay 2 MUERTOS

 

El comandante de la cuarta región de la policía, general Ricardo Alarcón, calificó los señalamientos de “una mentira vil y ruin”.

Colombia

 

El activista humanitario Deivin Hurtado dijo que, durante las protestas, que se prolongaron hasta la madrugada de este sábado, unos 45 manifestantes resultaron heridos como resultado de los “excesos policiales”.

 

En Popayán, un proyectil de la policía mató el viernes al estudiante de ingeniería Sebastián Quintero, de 27 años, al impactarlo en la cabeza, y una tanqueta blindada atropelló a varios jóvenes que protestaban en el centro de la ciudad, lo que detonó una reacción de ira popular que acabó en el incendio de un edificio de la Fiscalía y de las instalaciones del servicio forense.

 

El Instituto de Estudios para la Paz (Indepaz) informó que con la muerte del estudiante Sebastián Quintero van 43 muertos “por violencia homicida de la policía”, una cifra sin precedentes en los últimos años en América Latina que evidencia la intensidad de la represión.

 

Colombia está al borde del caos y es necesario evitar una guerra, que es lo que quieren la ultraderecha y los radicales del Centro Democrático (el partido del presidente Iván Duque)”, dijo el presidente de Indepaz, Camilo González Posso.

*OC