¿EU vacunará a indocumentados?

¿EU vacunará a indocumentados?


Por Fernando A. Crisanto el 2020-12-03

Joe Biden llegará a la Casa Blanca, los estadounidenses tendrán alguien menos caótico que Donald Trump en el tema del COVID-19, lo que se traducirá en pruebas masivas, fortalecimiento del uso de cubrebocas y la tarea titánica de vacunar a cientos de millones de personas en todo el territorio estadounidense.

Ahora que estamos a días de que se apruebe la vacuna de laboratorios Pfizer en Estados Unidos y que empiece la aplicación a su población, hay un asunto que no se ha tratado y es si van a vacunar también a los indocumentados.

Hasta el momento, las cosas no tienen todavía un color apropiado en el delicado tema de la estratificación de las vacunas. Ni el presidente actual ni el próximo se han manifestado claramente en el tono segregacionista de las mismas, para los ilegales.

Están documentados claramente los casos en que el ICE devuelve cientos de centroamericanos enfermos, directamente a Honduras.

Cabe pensar en que sin importar quien esté en la presidencia de Estados Unidos, los ilegales no sean vacunados sino remitidos a México, lo que supone establecer un proyecto mexicano de vacunación específica en la frontera.

Más aún, dicen los que saben que el Ejército Mexicano y la Guardia Nacional no solamente deberían de cumplir con su misión de sellamiento en la frontera sur, sino que, cuando lleguen las vacunas, tendrían que vacunar a aquellos centroamericanos que pretenden ingresar a México o deberían hacerlo, muchos de ellos pasan o se quedan en Puebla

El criterio es de seguridad nacional.

No tiene mucho sentido preservar un sellamiento contra los centroamericanos a sabiendas que sí pasan por la frontera sur, seguramente Andrés Manuel López Obrador diría que a los hondureños los deben vacunar en su país, pero ese es no es el tema, lo es sí entran a México.

Ahí está un elemento de seguridad que impacta a la frontera sur y lo que decida Biden con las deportaciones, afecta a nuestra frontera norte.

El futuro para México y Centroamérica no parece ser promisorio.

 

De las anécdotas que se cuentan

El pleito es de callejón.

Claudia Rivera Vivanco y Gabriel Biestro Medinilla están peleando con todo por la candidatura de Morena a la presidencia municipal.

En su lucha, no vale el género, se dan con todo y hasta dónde dé.

Ella pretende su reelección, él se asume como el candidato de Casa Aguayo y por lo tanto el oficial.

La moneda sigue en el aire.

Por lo pronto, por segunda vez la Comisión Inspectora del Congreso de Puebla llamó a comparecer a la presidencia de la capital, Claudia Rivera Vivanco, por considerar que no aclaró las supuestas ilegalidades que arrastra su gobierno.

Todo parece una respuesta personal, dos días después de que la alcaldesa morenista exigió al líder del Congreso, Gabriel Biestro, que atienda a las feministas que están en plantón desde el martes de la semana pasada y continuaran ahí hasta el próximo lunes, por lo menos.

La Comisión Inspectora estableció que la nueva comparecencia sea el jueves 10 de diciembre a las 9 de la mañana y rechazó el expediente que entregó en octubre Rivera Vivanco.

La reunión con la alcaldesa será presencial y se van a preparar para que no les suceda lo que el 5 de octubre cuando se presentó la presidenta municipal, fijó su posición y no respondió a los alegatos de los diputados, que llegaron tarde y desconcertados. Hicieron el oso, pues.

Rivera y Biestro, como la mayoría de diputados de la Inspectora, son de Morena.

Sin duda, un pleito de familia, de esos que sacan chispas.

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

*AR