Signos de que sufres agotamiento extremo

Signos de que sufres agotamiento extremo


Por Staff lodehoy el 2020-11-26

El agotamiento es un estado de estrés crónico que a su vez conduce al agotamiento físico y emocional. ¿Los principales síntomas de tener agotamiento extremo? Sentimientos de ineficacia y falta de energía para cumplir las metas del día a día. Cuando te encuentras en pleno agotamiento, ya no funcionas de manera efectiva a nivel personal y profesional. Ojo, que el agotamiento no ocurre de repente.

No se despierta de un día para otro "agotado" sino que es un cúmulo de factores y sentimientos que se vienen arrastrando. La naturaleza del agotamiento es mucho más insidiosa; llega a nosotros con el tiempo y lo hace lentamente, lo cual provoca que sea mucho más difícil de reconocerle. Aun así, nuestro cuerpo y nuestra mente nos dan advertencias. Y si sabes buscar, puedes reconocerlo antes de que sea demasiado tarde, de acuerdo con Soy Carmín.

¿Cuáles son los principales signos del agotamiento?

Estos signos y síntomas existen a lo largo de un continuo. En otras palabras, la diferencia entre el estrés y el agotamiento es una cuestión de grado, lo que significa que cuanto antes reconozcas los signos, mejor podrás evitar el agotamiento, haciendo algo para abordar los síntomas una vez reconocidos.

SIGNOS DE AGOTAMIENTO FÍSICO Y EMOCIONAL

Fatiga crónica. En las primeras etapas, es posible que sientas falta de energía y te sientas cansado (a) la mayoría de los días (y a todas horas). En las últimas etapas, puedes sentirte física y emocionalmente agotado y más agotado. También puedes sentir la sensación de pavor y miedo por lo que te espera en un día determinado. Es decir, tienes la mente puesta en el futuro.

Te puede interesar: TOMA NOTA. Qué hábitos hacen tu metabolismo lento


Insomnio. Es posible también que tengas dificultades para conciliar el sueño o permanecer muchas horas seguidas dormido. En las últimas etapas, el insomnio puede convertirse en una prueba nocturna persistente; a pesar de que estás profundamente exhausto, no puedes dormir.

Olvido / concentración y atención deterioradas. La falta de concentración y el olvido de las cosas también son signos tempranos de cansancio extremo. Más tarde, los problemas pueden llegar al punto en que no puedes hacer tu trabajo y todo comienza a acumularse. Síntomas físicos. Los síntomas físicos pueden incluir dolor en el pecho, palpitaciones rápidas del corazón, dificultad para respirar, dolor gastrointestinal, mareos, desmayos y / o dolores de cabeza.

Comienzas a enfermarte más. Debido a que tu cuerpo está agotado, el sistema inmunológico se debilita, haciéndolo más vulnerable a infecciones, resfriados, gripe y otros problemas médicos relacionados con el sistema inmunológico. Pérdida de apetito. En las primeras etapas del cansancio extremo, es posible que no sientas hambre y te saltes algunas comidas. En las últimas etapas, puedes perder el apetito por completo y comenzar a perder una cantidad significativa de peso.

ANSIEDAD Y DEPRESIÓN

Al principio puedes experimentar síntomas leves de tensión, preocupación y nerviosismo. A medida que se acerca el agotamiento extremo, la ansiedad puede volverse tan grave que interfiere con su capacidad para trabajar de manera productiva y esto incluso, puede afectarte causando problemas en tu vida personal.

Te puede interesar: ¿No tienes leche materna? Produce más con estos remedios caseros


Depresión

Cuando tienes cansancio extremo es posible que te sientas un poco triste y ocasionalmente desesperanzado, pudiendo experimentar sentimientos de culpa e inutilidad como resultado. En el peor de los casos, puedes sentirte atrapado y muy deprimido y llegar a pensar que el mundo estaría mejor sin ti. (Si tu depresión ha llegado a este punto, debes buscar ayuda profesional de inmediato).

Ira. En un inicio, esto puede presentarse como tensión e irritabilidad interpersonales. En las últimas etapas, son arrebatos de ira y discusiones serias en el hogar y en el lugar de trabajo.

*AR