“Todos se apilaron en una montaña humana”, cuentan sobrevivientes de colapso del Metro

VIDEOS y FOTOS. “Todos se apilaron en una montaña humana”, cuentan sobrevivientes de colapso del Metro


Por Staff Lo de Hoy el 2021-05-06

Salvador y Adán, los hijos de 17 y 21 años de edad de Melitón Velasco, de 56 años de edad, el albañil que perdió la vida en la Línea Dorada, viajaban en asientos contiguos la noche del lunes en el cuarto vagón del Metro que se cayó el lunes por la noche entre las estaciones Olivos y Tezonco.

Del otro lado del tren, también sentado, iba Melitón. A las 22:22 horas escucharon un estruendo y luego un golpe fuerte, seco, que los precipitó al frente del vagón. No tuvieron tiempo de sujetarse de los tubos y todos los que iban en el vagón se apilaron en una montaña humana, uno sobre otro.

Te puede intersar: Empresas que levantaron L12, igual de responsables
 

“Todo pasó en tres segundos, veníamos en el tren y de repente se sintió como si hubiéramos chocado contra algo, luego luego se apagó la luz” recordó Salvador.Melitón Velasco, de 56 años de edad, perdió la vida en la Línea Dorada

Salvador y su hermano quedaron encima de varios de los usuarios sin saber lo que ocurría. Pensaron que había chocado el tren, que había ocurrido un terremoto, no tenían claro lo que pasaba.

 “Nadie tenía noción de lo que había pasado, no sabíamos si se había caído o si habíamos pegado contra algo, no sabíamos que había pasado. Todos los pasajeros desde atrás hacia adelante se recorrieron al momento del golpe. Todos contra todos chocamos, se hizo una bolita en el momento del golpe, todas las personas quedamos en una montaña”, contó.

Instantes después, adoloridos, pudieron levantarse, esquivando cuerpos, algunos de ellos inertes y otros aún tendidos dentro del tren tratando de ponerse de pie.

 “Había personas sin moverse como 10 a 15, pudimos salir caminando como cinco o siete personas. Yo y mi hermano pudimos salir caminando”, relató.

A Melitón lo perdieron de vista, ya no supieron dónde quedó. Los servicios de emergencia llegaron y a Salvador lo trasladaron a un hospital distinto que al de Adán.

Lee: VIDEO. Tras varios días hospitalizado muere conductor de coche aplastado por desplome de metro
 

 “Yo no supe a dónde trasladaron a mi papá ni a mi hermano, supe de ellos hasta ayer. Yo tuve lesiones leves, no de alto riesgo, me duele todo el cuerpo, mi hermano tiene un derrame en el ojo”, narró.

Los dos hermanos fueron dados de alta en el transcurso del martes y entonces se enteraron que su padre había fallecido en el Hospital del ISSSTE de Tláhuac, por la gravedad de las heridas que sufrió.

El padre y los dos hijos se dedican a la albañilería y regresaban de trabajar de una obra en la capital del país.

Por esa línea del Sistema de Transporte Colectivo se trasladaron en la mañana a la construcción y por esa misma retornaban a su casa ubicada en el poblado de San Juan Tezompa, perteneciente a Chalco, cuando ocurrió el accidente.

Velan a su padre

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México les entregó el cuerpo de Melitón a sus familiares, quienes lo velaron en su humilde domicilio de la comunidad chalquense. Otros seres queridos, amigos y vecinos se unieron al dolor de la familia.

En el patio del inmueble fue colocado el ataúd, coronas de flores rodearon una fotografía del padre de siete hijos y a una cruz que estaba cerca de su cabeza.

Hasta ahora los deudos de Melitón no han recibido ayuda de las autoridades de la Ciudad de México ni del Estado de México.

 “Es un dolor, es un coraje que uno siente de no tener respuestas en este momento, hasta ahora solo nos ha ayudado la fiscalía y Ministerio Público con la funeraria y de lo demás de la indemnización y los gastos médicos que surgieron claro que tienen que respondernos, claro que tienen que resolver esto para todos las personas que son afectadas de este suceso”, expresó Elizabeth, otra de las hijas de Melitón.

Por la falta de asistencia oficial, los seres queridos tuvieron que batallar para encontrar un lugar para enterrar a Melitón. En el pueblo de San Juan Tezompa donde viven no pudieron hacerlo porque por usos y costumbres solo son sepultados los originarios de la comunidad y Melitón no nació ahí, llegó a residir con su familia hace varios lustros.

Te puede interesar: Obrador: se castigará a responsables por desplome del metro Olivos
 

Finalmente la tarde de este miércoles en el cementerio del barrio San Sebastián, también en Chalco, fue llevado su cuerpo donde sus familiares, amigos y vecinos le dieron el último adiós.

Ahora la familia de Melitón exige justicia y castigo a los responsables de lo sucedido porque enlutó a varias familias.

Velan a Nancy Lezama

La tarde de este miércoles, familiares y amigos de Nancy Lezama, víctima del colapso de la Línea 12 del Metro, velaron su cuerpo en la casa donde vivía.

El cuerpo de Nancy, de 22 años, descansa en un féretro de madera color café en el que encima sus familiares colocaron su foto. Una corona de flores, ramos y veladoras fueron colocados alrededor de su ataúd.

Al entregarle el cuerpo de su hija, el padre de Nancy fue notificado por un empleado de una funeraria que no podría trasladar a Nancy debido a que habían demorado en entregarle el cadáver, y que por tal motivo había perdido su lugar.

Luego de la negativa, Nancy por fin llegó a su casa donde es velada por familiares y amigos.

Nancy viajaba junto con su hermana Tania en uno de los vagones que se desplomaron en el tramo de la estación Olivos. Regresaba de haber cenado con su novio, quien la acompañó hasta el Metro y esperaba el mensaje de Nancy para saber que ya había llegado a su destino, pero eso nunca pasó.

Tras enterarse de la tragedia ocurrida en el metro, familiares de la joven trataron de comunicarse con ella y con su hermana, pero al no obtener respuesta, salieron en su búsqueda.

Tania fue hospitalizada en el hospital de Xoco con el diagnóstico de no volver a caminar; de Nancy no se tenía noticias, hasta que luego de buscar en los hospitales donde son atendidos los heridos por el percance, la noticia de que la joven se encontraba entre los fallecidos llegó a sus familiares.

Visita: "Escuchamos un tronido y nos pegamos contra el techo", narra sobreviviente a accidente del Metro
 

El cuerpo de Nancy fue entregado a sus familiares 24 horas después del siniestro que cobró la vida de hasta ahora 25 personas, según el registro de la Fiscalía General de Justicia.

"Buscamos en todos los hospitales. Por culpa de un gobierno fallido, perdimos a Nancy. (Era) tanto el cinismo de esta gente, que ni siquiera nos ayudaron a buscarla, no nos preguntaban ni cómo iba vestida", dijo la mamá de Enrique, novio de Nancy.

Dan de alta a víctimas de colapso en Línea 12

La titular de la Secretaría Integral de Riesgos y Protección Civil de la Ciudad de México, Miriam Urzúa, informó que ya fueron dadas de alta 31 personas que sufrieron lesiones tras el colapso de la Línea 12, por lo que hay 38 personas hospitalizadas.

Asimismo, indicó que se sumó una persona más fallecida por este incidente, por lo que el número de decesos es de 25

Velan a Brandon Giovanny

Familiares, vecinos y amigos velan a Brandon Giovanny Hernández, niño que murió en el accidente del Metro Olivos en la Ciudad de México, cuando regresaba de comprar un regalo para su mamá.

El funeral de Brandon Giovanny se realiza hoy, 5 de mayo de 2021, en Santa Ana, Zapotitlán, población que se localiza a cuatro kilómetros de donde ocurrió el desplome de una ‘ballena’ en el Metro Olivos de la Línea 12.

A las 10:00 de la mañana de este miércoles, el cuerpo de Brandon Giovanny fue entregado a sus familiares en la Fiscalía número 6 de Iztapalapa para trasladarlo al inmueble ubicado en Santa Ana.

La madre y abuela de Brandon Giovanny pidieron que se realicen las investigaciones pertinentes del accidente en la Línea 12 del Metro, que dejó al menos 25 personas muertas.

La abuela de Brandon Giovanny contó que el niño había ido al centro, acompañado de la pareja de su madre, a comprar un regalo para su mamá por el 10 de mayo y de regreso a su casa fue cuando ocurrió el accidente en el Metro.

La pareja de su mamá se encuentra internado en el Hospital Balbuena y es reportado como grave.

Durante más de 24 horas, los familiares estuvieron buscando al menor y fue la noche del martes 4 de mayo de 2021, que fue hallado sin vida Brandon Giovanny Hernández  y que además había sido reportado como desaparecido tras el accidente en el Metro Olivos de la Línea 12 del Metro.

El cuerpo de Brandon Giovanny fue identificado por sus familiares en la Fiscalía de Coordinación Territorial Iztapalapa-6.

Horas antes de confirmarse su deceso, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México había activado la Alerta Amber en búsqueda de cualquier información que ayudara a sus seres queridos a dar con su paradero.

En septiembre, Brandon Giovanny Hernández cumpliría 13 años de edad.

Jazmín y Juan Carlos, enfermeros hospitalizados  tras colapso en el Metro

Jazmín Zulema Sixto Moreno, de 28 años, y Juan Carlos Ortiz, de 31, salieron en la noche del lunes de su turno en el hospital Belisario Domínguez. Ambos son pareja, enfermeros y trabajan desde el inicio de la pandemia de COVID-19 en la primera línea contra el coronavirus, en el área de Terapia Intensiva. La fatalidad los atrapó en el vagón de la Línea 12 que se vino abajo cuando se dirigían hacia su domicilio en Chalco. Ahora, sus compañeros, los mismos con los que llevan meses luchando codo con codo contra la pandemia, luchan para salvarles la vida.

Esta pareja forma parte de los más de 69 heridos registrados tras el accidente en la Línea 12 de Metro ocurrido en la noche del lunes a la altura de la avenida Tláhuac. Además, 25 personas perdieron la vida. Hasta el momento, en el Belisario Domínguez solo se había registrado un fallecimiento, el de Juan Luis Díaz Galicia, un chofer que trabajaba en Coyoacán y que murió en su camino a casa. La mayoría de decesos fueron trasladados a la Coordinación Territorial Iztapalapa 6 de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. Durante toda la jornada, familiares de las víctimas peregrinaron por los hospitales hasta dar con sus allegados.

 “Salieron de trabajar y abordaron el metro una estación antes, en la siguiente fue cuando colapsó”, explicó Norberto Moreno Rodríguez, tío de Jazmín Zulema. El hombre pasó todo el día en el exterior del hospital, a la espera de noticias. Al interior, otros dos integrantes de la familia y seis más donando sangre.

El recorrido de Sixto Moreno y Ortiz es trágico. Salieron juntos del hospital y accedieron al metro en la parada Tezonco, apenas a unos metros del Belisario Domínguez. Por delante tenían hora y media de transporte público hasta llegar a su domicilio. No llegaron a avanzar más de 500 metros. El lugar del siniestro, justo después de la parada, es prácticamente visible desde el centro hospitalario.

En medio de la confusión la mujer logró agarrar su teléfono y marcar a su papá. Muy cerca del lugar del colapso vive su hermano, así que en 20 minutos había sido ingresada en el Belisario Domínguez, su lugar de trabajo, el hospital que acababa de abandonar.

Él, sin embargo, tuvo otro recorrido. Cuenta Moreno Rodríguez que las emergencias lo enviaron a otro hospital más alejado. Y que, una vez allí, le dieron el alta. Sin embargo, él no se encontraba bien. Lo primero que hizo nada más abandonar el centro hospitalario fue acudir al Belisario Domínguez a ver cómo estaba su esposa. Pero al llegar, sus compañeros le dijeron que no se encontraba bien, que no les gustaban sus contusiones en la cabeza y que creían que podía tener daños en el riñón. Y lo enviaron a Terapia Intensiva.

Jazmín y Juan Carlos, enfermeros

Allí estaban a última hora los dos. Ella perdió mucha sangre, hasta cuatro litros, y tuvo que sufrir una intervención de bazo que se alargó durante cuatro horas. Él, por su parte, se recupera de las contusiones en la cabeza y los daños en el riñón.

 “La más grave es mi sobrina, pero confiamos en que mejore, ya que no ha tenido que ser intervenida después de la primera operación”, dijo su tío, sentado en una silla junto a la puerta de Urgencias.

Para Jazmín Zulema, el último año estaba siendo intenso. Fue contratada para trabajar frente a la pandemia en uno de los hospitales especializados en tratar a los pacientes COVID-19. Su pareja, Juan Carlos, ya llevaba tiempo laborando en el mismo lugar.

Desde entonces, ambos realizaban el trayecto desde Tláhuac hasta Chalco, siempre en metro, en la malograda Línea 12. Dice su tío que ellos “nunca se percataron” de que el peligro fuese tan real. Aunque sí reconoce que “se escuchaba que los rieles no eran aptos”, pero tampoco tenían otra opción. Teniendo en cuenta que tenían uno de los trabajos más arriesgados en tiempos de pandemia, quién iba a pensar que el peligro acechaba en forma de negligencia en cadena que derivaría en catástrofe.

Aunque se trata de un hospital especializado para la COVID-19, tras el siniestro recibió a al menos 12 pacientes, entre ellos sus propios trabajadores. Durante toda la jornada los familiares pudieron resguardarse al interior del centro hospitalario para estar más cerca de sus allegados. Sin embargo, a última hora la situación cambió.

“Nos desalojaron y nos dijeron que solo darían informes telefónicos debido a que habían llegado pacientes COVID”, explica Moreno Rodríguez. Aunque los datos en México van a la baja y los hospitales no sufren el colapso de meses anteriores, todavía hay infecciones y la necesidad del aislamiento.

Por eso, se queja su tío, los familiares de la pareja tuvieron que quedarse fuera. Al interior del hospital, sin embargo, seguían Jazmín y Juan Carlos, dos enfermeros con la certeza de estar en buenas manos.

*MG