Mitos y realidades sobre cómo lavarte el cabello

Mitos y realidades sobre cómo lavarte el cabello


Por Staff Lo de Hoy el 2021-04-06

Tener una cabellera abundante, sedosa y saludable no es fácil, pero el esfuerzo vale por completo la pena. Para conseguir ese pelazo, es necesario hacer un cambio de hábitos. Te decimos cómo lavarte el pelo para modificar su apariencia de forma permanente.

De acuerdo con El Heraldo de México, aunque a veces se pase por alto, el lavado capilar es sumamente importante. Basta con transformar ligeramente este procedimiento para obtener resultados sorprendentes.

La frecuencia del lavado

No existe una instrucción universal. Cada melena es diferente y por consecuente, cada uno tiene sus propias necesidades. La frecuencia dependerá de la grasa que produce el cuero cabelludo, lo cual puede variar por diversos factores, por ejemplo, las estaciones del año. Por ello, es una decisión personal lavarlo diariamente o bien, dejar unos días de descanso. Eso sí, es importante hacerlo, al menos, dos o tres veces por semana.

Te puede interesar: ¿Qué es el selenio y cómo contribuye contra la obesidad?


¿Cuántas veces aplicar el shampoo?

Lo habitual es que el shampoo se aplique sólo una vez por cada ducha. Sin embargo, los especialistas esclarecen que, si el lavado no se lleva a cabo todos los días, es recomendable colocar el producto más de una vez. Diana Daureo, estilista profesional en el cuidado del cabello, lo explica a la revista ¡HOLA!:

"Para un buen lavado hay que mojar todo el pelo a conciencia antes de aplicarnos la primera dosis de champú, poner una pequeña dosis en la mano y distribuir bien por todo el cuero cabelludo, masajeando con movimientos circulares y después aclarar. Y vuelta al mismo paso si se precisa. Puedes, si quieres, combinar dos shampoo diferentes" aseguró.

Te puede interesar: Parir a un niño es más doloroso que a una niña: estudio


La forma correcta de colocar el shampoo

A la vez, es importante realizar el procedimiento de la manera correcta. Es decir, primero hay que humedecer por completo el pelo, desde raíces a puntas. Luego, tomar la cantidad necesaria y usar en el cuero cabelludo, masajeando con la yema de los dedos (sin usar las uñas) y dejar que el producto actúe por 2 o 3 minutos. El cabello de medios a puntas debe lavarse con la espuma que cae desde las raíces. Y, por último, se debe enjuagar con abundante agua, de preferencia, tibia o fría.

Entre otros cuidados, está cepillar el cabello con cuidado, sin halarlo para evitar el quiebre. Además, se sugiere usar una toalla o playera de algodón para el secado, pues así se reduce el frizz.

*AR