La amnistía y la amnesia

La amnistía y la amnesia


Por Fernando Alber… el 2020-09-24

La secretaría de Gobernación publicó el pasado 19 de agosto en el Diario Oficial de la Federación, el “Acuerdo de la Comisión de Amnistía por el que se aprueban los Lineamientos para el procedimiento de atención de las solicitudes de amnistía”.

El beneficiario de la amnistía podrá ser aquel involucrado en alguno de los siguientes delitos, según señala el sitio web de Gobernación federal:

Delitos relacionados con aborto; delitos en contra de personas indígenas que durante su defensa no contaron con intérpretes; delitos cometidos por robo simple y sin violencia; delitos que caigan en materia de los artículos 194 y 195 del Código Penal Federal, por una situación de extrema pobreza y vulnerabilidad.

“Por lo anterior, la naturaleza que motivó la creación de esta ley es beneficiar a las personas privadas de su libertad que cometieron un delito derivado de una necesidad extrema para sobrevivir y que nunca tuvieron la intención de dañar a ninguna otra persona”, precisa el documento oficial.

Según Bucareli, la Ley de Amnistía no aplica a las personas juzgadas por los delitos especificados en el artículo 19 de la Constitución Política, ni en:

“Delitos contra la vida o integridad corporal”; “delitos de secuestro”; “delitos con uso de arma de fuego”; y “delitos reincidentes”.

El tema de la amnistía a los líderes y cuadros prominentes de organizaciones criminales de alto impacto no se vio ni remotamente abordado por la Ley señalada.

Sin embargo, lo observado en Culiacán con el hijo del Chapo Guzmán y ahora en Lomas de Bezares, donde reside Emilio Lozoya, apuntan que sí hay alguna suerte de amnistía en esa clase de grupos y de políticos.

Por algo dicen los juristas que, “donde la ley no distingue, no debemos distinguir”.

 

De las anécdotas que se cuentan

¿Qué intereses políticos mueven a los diputados de la fracción de Morena a no cumplir con su promesa de campaña de quitar la concesión del agua al consorcio de los Hank Rhon?

¿En realidad hay “candados legales” que les impidan actuar a pesar de integrar un Poder que avaló en su momento la privatización del servicio?

Más allá de los motivos que los inhiben a actuar y cumplir con sus electores, los diputados morenistas tendrán pronto la presión de sus compañeros del mismo partido para meter el tema en las campañas electorales de 2021, que ya empezaron.

Los cañonazos contra los diputados empezarán desde el palacio del Portal Hidalgo y lo que es hoy una demanda, pronto será un clamor y reclamo contra los legisladores.

Al tiempo

fcrisanto00@yahoo.com.mx

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

*AR